¿Estás listo para ser rico?

¿Estás listo para ser rico?
Esta es una pregunta muy importante. Quizás la más importante que te hallan hecho en toda tu vida. ¿Estas listo/a para ser rico? Cada vez que yo le hago esta pregunta a un grupo de personas, regularmente el 90% de ellos responden en forma categórica ¡SI ESTOY LISTO/A! Cómo quizás me contestarías en este momento si te pudiera hacer la misma pregunta ¿Estas realmente listo para ser rico? Piénsalo por un momento y si tu repuesta es si, la siguiente pregunta seria ¿Que es lo que tú crees que se necesite para estar listo para ser rico?

Bueno, creo que llego el momento de que pongas a trabajar tu mente haciéndote este tipo de preguntas por el resto de la semana. ¿Por qué te estoy poniendo a pensar? Simplemente porque la respuesta que has andado buscando no se encuentra allá afuera sino que se encuentra dentro de ti misma/o. Hasta hoy la has andado buscando desesperadamente en el lugar equivocado y ese es el motivo por el cual la mayoría de la gente termina su vida en una lucha constante por encontrarla pero con resultados muy pobres.

La verdadera respuesta, aquella que te sacará de la situación en las que actualmente te encuentras, estas localizada en algún lugar dentro de ti. Pero como estás taaaan ocupado/a trabajando y matando el tiempo que no se te ha ocurrido echar un vistazo en un lugar muy cerquita de ti….. Dentro de ti misma/o.

Créemelo, este es un gran problema para la mayoría de la gente ya que puedes ponerlos a hacer cualquier cosa y puede estar haciéndolo por horas y horas, pero cuando le dices que tiene que pensar en soluciones, en alternativas en formas nuevas de encontrar soluciones, les es tan duro y difícil como no te imaginas. Si no me crees, trata de hacer esto: ve a tu escritorio con papel y pluma en mano. Ahora, trata de encontrar una alternativa a tu mas grande problema…. Si lo haces por espacio de 10 minutos sin levantarte de tu asiento, sin distraerte, sin pensar en alguna otra cosa, tienes una gran oportunidad de encontrale soluciones más creativas a tus problemas. Si no lo logras te recomiendo que lo practiques hasta que logres dominar esa difícil técnica de pensar.

Mientras tanto permíteme compartir contigo una historia de la vida real. Si existe alguna semejanza con tu vida es tan solo coincidencia, pero creo que en ella podrás encontrar ayuda para las respuestas de las preguntas anteriores.

Hace muchos años ocurrió un milagro en una familia muy particular. El nacimiento de un bebe llamado José. Lleno de gracia, de energía, lleno de talentos y de dones, pero sobre todo, poseía todo lo necesario para ser completamente feliz. Además se le había otorgado un maravilloso derecho simplemente por ser hijo de quien era. Se le otorgo el derecho de gozar, de disfrutar de todas las cosas buenas de la vida. De tener todo lo que él deseara en abundancia.

Desdichadamente, con el paso del tiempo comenzó a aprender que en la vida todo tiene un precio y se tiene que pagar. En casa aprendió que nunca había dinero suficiente ya que en forma muy frecuente escuchaba discutir y a veces pelear a sus padres por la falta de dinero.

Miraba como todo el mundo tenía que pasar ocho o más horas haciendo algo que no les gustaba hacer, pero que tenían que hacer. Aprendió también que esa era la causa principal por la cual el 95% de las personas viven insatisfechas, deprimidas, sin ilusiones pero sobre todo sin esperanza alguna de poder ver un futuro mejor.

Por todas partes siempre escucho de sus amigos, de sus maestros, de sus familiares e incluso de la iglesia que la vida era muy difícil, que tenia que trabajar muy duro para poder ganar dinero, que los ricos son unos desgraciados, que sólo los pobres entrarían al cielo y cientos y cientos de cosas muy negativas en contra de la riqueza y la abundancia.

No le tocó otra opción mas que vivir la vida en la única forma que había aprendido a vivir trabajando muy duro, sobreviviendo, pasando penurias, preocupaciones y noches de insomnio por nunca tener lo suficiente para vivir para vivir una vida más cómoda. Siempre rogando y esperando que algo sucediera. Algo que le permitiera cambiar su vida de pobreza por una vida de riqueza.

Un buen día casi al borde de la desesperación, decidió jugar su suerte a un billete de lotería. La sorpresa, la confusión y la felicidad lo invadieron por todo su cuerpo al darse cuenta de que al raspar el pedazo de papel se descubrían ante sus asombrados ojos los números premiados que le daban a ganar DOS MILLONES DE DOLARES.

Pensó rápidamente, Ahora sí voy a poder lograr vivir la clase de vida que yo merezco. Ahora sí voy a poder lograr hacer realidad todos mis sueños. Adiós a los días de problemas económicos por los que pasado. Adiós al fin a la pobreza.

Su suerte había cambiado en forma súbita y lo primero que iba a hacer era abrir su propio negocio.

Por un momento la alegría lo embargó, pero después algo raro comenzó a germinar dentro de José.

Lo comenzaba a invadir una sensación de angustia, de miedo, de inseguridad porque ahora que su vida había cambiado, sabia que tendría que enfrentarse a problemas que nunca antes pensó. Ahora tenía que encarar una serie de decisiones muy importantes.

Dentro de su mente comenzaron a bombardear un sin fin de pensamientos que había aprendido en años previos. Pensamientos tales como: "El dinero cambia a las personas", "El dinero tan sólo trae problemas más serios". "Todos los ricos se van al infierno", "Los ricos siempre abusan de los más desvalidos", "El rico tan sólo piensa en dinero", etc, etc.

Además, sabia que la gente que le rodeaba, ahora lo trataría diferente a lo cual no sabia como actuar e incluso, no sabía si confiar en ellas.

Por vez primera en su vida, José se dio el lujo de comprar una hermosa casa, un automóvil nuevo de lujo, irse de vacaciones por todo el mundo, ayudar a sus familiares y abrir el negocio que tanto quiso. Pero algo sucedió. Algo que ni siquiera el tenia explicación alguna y al correr de dos años todo el dinero se le había acabado sin siquiera darse cuenta.

Su negocio no produjo lo suficiente para mantenerlo abierto y cuando menos se lo esperaba, José volvió a estar en exactamente las mismas condiciones de hacia dos años atrás.

Esta historia es más frecuente de lo que te puedes imaginar. Todos los días puedo ver a personas que trabajan muy duro y logran escalar algunos peldaños hacia una vida mejor, pero algo sucede, algo dentro de ellos mismas comienza a deteriorar y a sabotear todos sus logros. Sin darse cuenta vuelven a caer exactamente donde comenzaron. ¿Cuál tú crees que es la causa?

Por ultimo te vuelvo a preguntar ¿Crees que de verdad estarías listo para ser rico?

Dr. Rogelio Camacho, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Terapias rápidas y efectivas


Centro de Terapias de Círculo Aleph. www.terapiasensantiago.cl
whatsapp: +56 99696 0863